CAMBIOS EN MATERIA DE PATENTES

R. Luis Calderón Bello

La Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial entró en vigor a partir del 5 de noviembre de 2020. El decreto que expide esta ley fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 1 de julio de 2020, en respuesta a los USMCA y el Tratado Integral y Progresista de Asociación Trans Pacífico (“CPTPP”). Esta nueva ley abroga y reemplaza la Ley de la Propiedad Industrial. En pocas palabras, esta nueva ley hizo ajustes al sistema de patentes:

  • Nuevos usos: la patentabilidad está permitida para cualquier sustancia, componente o composición comprendida dentro del estado de la técnica, siempre que su uso sea nuevo.

No patentabilidad: se proporciona una lista de invenciones no patentables, que incluye:

  1. Las invenciones cuya explotación comercial contravenga el orden público o cualquier disposición, incluidas aquellas para las que se impedirá la explotación para proteger la salud o vida de individuos, animales o vegetales, o para evitar daños severos al medio ambiente;

  2. Variedades vegetales y razas animales, excepto microorganismos;

  3. Procedimientos esencialmente biológicos para obtener vegetales o animales o productos;

  4. Métodos para el tratamiento quirúrgico o terapéutico del cuerpo humano o animal y métodos de diagnóstico que se les aplican;
  5. El cuerpo humano en los diferentes estados de su desarrollo, así como el simple descubrimiento de uno de sus elementos, incluida la secuencia total o parcial de un gen
  • Doble Patentabilidad: el IMPI velará por el dominio público e impedirá la doble patente del mismo invento.

  • Cláusula bolar: el derecho conferido por una patente no tendrá efectos contra terceros que utilicen, fabricar, ofrecer para vender o importar un producto con patente vigente, exclusivamente para generar pruebas experimentales, información y producción necesaria para obtener los registros sanitarios de medicamentos para la salud humana.

  • Solicitudes divididas: las solicitudes divididas pueden presentarse voluntariamente, siempre que la solicitud inicial se encuentre en trámite y hasta dos meses después de la concesión de la patente o del registro, antes del pago de las tasas gubernamentales correspondientes por la emisión del certificado y anualidad relevante o según lo solicitado por IMPI como parte del examen de fondo. Las solicitudes divisionales no pueden consistir en la división de otras solicitudes divisionales, excepto cuando se solicite por IMPI, y deben presentarse simultáneamente.